Sabias palabras




En ese diálogo profundo que mantenemos continuamente con nosotros mismos, entre lo que somos y lo que vemos de nosotros, desdibujado el análisis además, por nuestros miedos e inseguridades, las palabras de esta joven bailarina creo que arrojan algo de luz sobre el tema.
Somos lo que somos y sólo nosotros y nuestro esfuerzo nos colocará en el sitio en el que queremos estar.
Dice que no llegó a ser bailarina en un día, que fue un trabajo duro y que siempre veía mejores bailarinas y con mejores condiciones que ella, pensó en renunciar pero el hecho de no hacerlo y seguir adelante sin rendirse la hizo, no sólo más fuerte, sino mejor bailarina. A los 15 años le decían que tenía buenas piernas pero el cuello demasiado corto y un cuerpo no muy adecuado. Piensa Kochetkova, que de cada cien o de cada mil personas una de ellas tiene el cuerpo perfecto para bailar, pero lo importante es que todo eso deje de notarse cuando te subes al escenario y bailas.

..."El ballet no tiene nada que ver con ser modelo. Las personas altas pueden bailar, las bajas también, todo el mundo puede bailar. No importa. Todo está en cómo te expresas y en lo inteligentemente que usas lo que tienes".

Sabias palabras, porque se pueden extrapolar a la vida de cualquiera,
con ellas podemos hacer varias lecturas.

Les deseo un maravilloso fin de semana repleto de buena compañía.
Sigan el camino de baldosas amarillas,



golpeen sus talones con los zapatitos rojos y repitan las palabras: 
"no hay lugar como el hogar"


Gracias a Gustavo por la ayuda con la traducción, con las fotos, con la plantilla, con los vídeos, con el facebook, con la tarjetita, con el logo, con los diseños, con las elecciones de última hora, con el Dropbox, con el picasa... y no sé cuántas cosas más...

Sí, soy una inútil funcional pero estoy aprendiendo...

7 comentarios:

La Gazza Ladra dijo...

Gracias por compartir estos vídeos, y no te subestimes, que seguro que ese tal Gustavo no nació aprendido 8^)

Besitos.

Srta. Moneypenny dijo...

Bueno... pufff... bien, vamos a ver, mi humilde opinión. Ójala todo el mundo pudiera bailar... yo soy arrítmica. Bueno no, te he mentido... no soy arrítmica soy lo siguiente jajjaj. Pero en mi mente, dentro, soy... como Billy Elliot.. si, si, igual no puedo parar, por eso me encantó esa película... yo soy así, no puedo evitarlo, no puedo parar... pero por dentro, en mi interior.
También, por otra parte, me gusta la armonía, una armoniosa composición es algo creo que muy importante en algo como es el ballet. Y aquí, lamentablemente creo que exite la discriminación por talla, peso y demás. Pero claro está, eso no significa que no puedas bailar, y que no seas la mejor, y que tu baile nos haga llorar de la belleza que nos transmite a nuestra alma.
En fin... besos de paquita M. S. ;)

Ligia dijo...

Estupendos videos. Ya me hubiera gustado a mí ser bailarina... Ainss!
Besos

Gabi de ♥ x sur dijo...

Hola Margary!Belleza de palabras e imágenes,yo también sigo por el camino amarillo...bailar no tanto,pero intento!Gracias por tus lindos comentarios...Me encantó tu collar de caracoles!besos!

Andromeda dijo...

Lo cierto es que hay que volar y tenemos que luchar siempre por ser felices con cualquier cosa que hagamos...bailar, leer, soñar, besar, nadar, escribir, pintar, coser...uno de los grandes éxitos del ser humano es justamente reconocer sus habilidades, tener la capacidad de disfrutar de ellas y hacer lo posible para que siempre nos lleven por el camino de la dulce felicidad. Feliz fin de semana. Yo estaré muy cerca del mar.

Couture Carrie dijo...

Love the ballet!

xoxox,
CC

BLOGOSFERIA dijo...

Que sabias palabras..que aprendizaje el que nos recuerda...y es que es verdad...con tesón,sin arrojar la toalla podemos conseguir grandes cosas!besos,Margary,ya estoy de vuelta...os echaba de menos!bss!