La calma del gris

Collar corto. Cristales y cerámica. 
Rosetas de croché en distintos tonos de gris.



Espero que tengan un feliz comienzo de semana.



Como niña con zapatos nuevos

Así me siento. No soy de muchas celebraciones, pero hoy me van a permitir que celebre este último aspecto que tiene mi blog, nacido allá por el año 2010 y al que nunca le he hecho ni una sencilla fiesta de cumpleaños.

Aunque observo mis cifras: número de visitas, número de entradas al año y mis seguidores; nada de esto me condiciona, porque sigo teniendo las mismas ganas de trabajar en él que cuando empecé y me sigue dando las mismas satisfacciones. No, miento, tengo más ganas de trabajar y estoy más motivada y creo que cada día me da nuevas satisfacciones. 
Nunca me ha parecido un lastre ni he necesitado descansar de él, siempre lo tengo presente y me ha devuelto con creces el tiempo que le dedico.

Espero que les guste este cambio y me hagan saber sus opiniones. No quiero ser una desagradecida y no puedo dejar de dar las gracias a Gustavo porque, pese a que he aprendido algunas cosas -todas, gracias a él- soy incapaz de hacer este tipo de trabajos yo sola.

Por eso, hoy me siento así: como una niña con zapatos nuevos.

Pasen un feliz día.