Mi alfombra de trapillo


Contaba hace muy poco que "por fin" había comprado trapillo y me había enfrentado con una aguja XXL para "crochetear" una alfombra. Creo que la hice y deshice unas diez o doce veces (no exagero) primero por desconocimiento, ya que se trataba de mi primera toma de contacto con material y aguja tan gruesos y luego, porque el hilo se me terminaba y no conseguía realizar la combinación adecuada o quizá por absurdo perfeccionismo, pero tal y como comenté ese día, no tenía prisa en realizarla y sólo cortaría el hilo el día que estuviera totalmente convencida de que había hecho la alfombra que quería. 

En un primer momento pensé seguir un patrón, pero en este tipo de asuntos soy una ácrata empedernida, incapaz de ajustarme a las reglas de un patrón, aunque sí busqué otras alfombras en las que inspirarme. 

Utilicé 3 ovillos casi completos en colores azul marino y dos tonos de gris, el color rojo lo tenía en casa, no es trapillo, es lana.




Ahora al verla tan grande me pregunto cómo voy a hacer para lavarla porque pesa muchísimo y no creo que mi lavadora pueda con ella.



Hoy es un buen día para celebrar la mitad de la semana.
¿no les parece?
Pásenlo bien.



Azul, verde o blanco


Pendientes monocolor: azul, verde o blanco en combinación con 
rosetas de croché, swarovski, turquesas y cristal.









Feliz comienzo de semana.