Mi primer amor

Bueno, no sé exactamente si fue mi primer amor, pero desde luego lo recuerdo como uno de los primeros flechazos.

Fuera invierno o verano, temporada tras temporada, en el escaparate de una famosa zapatería de Arrecife (Lanzarote) lucían unos zapatos de flamenca para niña, siempre estaban expuestos y yo los miraba con ojos golosos. Se trataba de una zapatería normal y corriente por lo que nunca entendí qué hacían allí aquellos zapatos de lunares.

Años más tarde, tuve la suerte de poder probarme muchos; me siguen pareciendo muy bonitos, no sé qué me llama la atención, tal vez el color, su comodidad o tal vez es todo más sencillo y me gustan porque son zapatos para bailar.

Les dejo una buena selección de zapatos o zapatillas de jazz, flamenco, claqué, salón, latino, salsa, ballet y contemporáneo.












vía
vía

¿No les parece que son bonitos?

Con zapatos o descalzos
la cosa es marcarse un baile, un algo...

Buen día.

10 comentarios:

Milena - en danza dijo...

Preciosos Margary, adoro los zapatos de danza... los de la primera foto los uso a menudo :)

Me ha encantado tu selección,

Felices bailes!

Ligia dijo...

Todos me encantan, pero los de ballet son adorables. Abrazos

Srta. Moneypenny dijo...

Caramba... no había pensado yo en una mezcla de puntas de ballet con tacón de fandago...

Couture Carrie dijo...

Beautiful shoes!
I need some ballet flats :)

xoxox,
CC

Estela dijo...

Muy lindos!! :-)

Rous Tm dijo...

Yo no sé mucho sobre estos zapatos, pero nada más con ver tu selección, debe de ser todo un mundo...

Los de bailarina de ballet me parecen hermosos, los que más me han impactado son los primeros, no los conocía.

Saludos!

Yeka dijo...

Me encantan! qué delicados se ven! Yo en verano con una linda pollera si me animaría.:)

montse llamas-artsandcats dijo...

Pues yo no sé qué me pasa con los zapatos de baile, que no me gustan.
Abrazos

Rocio @ Casa Haus dijo...

Bellos, Margary! Hay muchos que yo no los conocía, definitivamente ya hay más variedad que las zapatillas rosas...
Besos!

Verónica Drelichman dijo...

Que bellos todos, pero no me digan que los zapatos ya gastados, quizás un poco rotitos o despelechados no son hermosos también.
Dejan lucir que se los han usado para gastar pistas o escenarios de baile.
Tienen magia propia!.