Broche azul turquesa de croché. Work in progress



Hay ocasiones en las que me siento a trabajar y las dudas me asaltan por todos lados. Dudo de la forma, del color, del tamaño, dudo de los elementos a utilizar, de su combinación. Dudo de mí y entonces, me levanto y me voy.

Antes esta parte de proceso me preocupaba y lo veía como algo negativo, ya no; he empezado a comprender que es parte del trabajo y sin analizarlo demasiado, entiendo que debo posponerlo para otro momento. 





Comienza una nueva semana repleta de oportunidades y sorpresas.
Feliz día.



4 comentarios:

Ligia dijo...

Es lógico que nos asalten las dudas, pero el resultado de tus proyectos siempre es genial. Abrazos

Montse Llamas dijo...

Pues yo también creo que eso es normal. Y cuando sucede así creo que lo mejor es dejar pasar el tiempo. Pero desde luego, fastidiar, fastidia mucho!

+besos y buena semana!

Yeka dijo...

De alguna manera, creo que las dudas le dan más sentido al trabajo. Por otro lado, dudar nos muestra que no somos superiores a nada y que el material y las formas también se expresan en nosotros/as.
Me encantan todos tus trabajos, pero los broches...a ellos les debo un piropio más que especial, además de bellos, me parecen tan cálidos (no calurosos, jiji).
Un beso!

BLOGOSFERIA dijo...

Tranquila,que como siempre....triunfarás!
Besos!!!