Las alfombras también son para el verano

Ya les he comentado en alguna ocasión que me gustan mucho las alfombras. En líneas generales, suelen ser más utilizadas en invierno, sin embargo yo no las retiro en verano porque cumplen igualmente la función que necesito, si bien es cierto que por color, textura y composición, las que tengo son aptas para cualquier estación pues en Canarias no tenemos inviernos tan marcados. Tengo unas cuantas en casa, todas con un objetivo y ellas, lo cumplen a la perfección. Una condición indispensable para que me enamoren, es que se puedan meter en la lavadora. 
No podría prescindir de la que tengo en la entrada de casa, pues es donde me descalzo y apoyo lo que traigo al llegar o donde voy colocando las cosas para no dejarlas olvidadas al salir.
He pensado en varias ocasiones colocar una en el salón -esa sí, solamente en invierno- para que aporte algo de calidez, pero ya tuve una alfombra grande hace unos años y me dió mucho trabajo. 
Nunca me he tejido una alfombra y cada vez tengo más ganas de intentarlo.


Las que he elegido para hoy son muy lindas; no sabría con cuál de las dos quedarme.

¿Rosa o gris?





Fuente y patrón.

Otros tutoriales interesantes aquí y aquí.


¿Cuál de las dos les gusta más?
¿Han hecho alguna?

Buen día



5 comentarios:

BLOGOSFERIA dijo...

Preciosas las dos!
Ya nos enseñarás la tuya cuando te animes a hacerla!
Besos,Margary!

Ligia dijo...

Las dos están muy bonitas. Dependerá el color del piso para que resalte más. Si te animas a hacerla con trapillo, haz ejercicios de muñeca primero... Abrazos

Dezazu dijo...

Adoro los diseños pero si tengo que escoger uno me quedo con el segundo!!besos

Yeka dijo...

Creo que me quedo con ambas, son bellas :)

Montse Llamas dijo...

Yo tengo la casa llena de alfombras. Aquí hace falta su calidez, aunque tengamos el suelo de madera.

Las grandes, de pelo, son compradas, y he hecho alguna pequeña en crochet. Como lo hice reciclando camisetas, me dieron muchísimo trabajo!

+besos